dimarts, 7 de desembre de 2010

¿Qué es para ti la felicidad?

Este curso 2010, 2011; para completar mi horario, tengo dos grupos de unos 15 alumnos de TID (Tractament Individualitzat de la Diversitat) de 2º de eso de castellano.
Tras unos cursos de formación (Hort Digital, Exceter College en Oxford), unas conferencias (PLE Conference en BCN en 2010) tengo muy claros los objetivos que quiero alcanzar con mi alumnado de una manera transversal.

1. Expresarse en público con soltura.
2. Sentirse parte de un grupo.
3. Desarrollar el espíritu crítico.

Basándome en el documental del maestro japonés Toshimo Kanamori, quien pedía a sus alumnos que escribiesen cartas, les pedí a mis alumnos que me escribiesen una carta sobre lo que entendían por felicidad.

Hemos dedicado unas cuantas sesiones a leer las cartas, cada autor leía la suya en voz alta delante de los compañeros y éstos comentaban la carta.

Ha sido una experiencia fantástica, está creando cohesión de grupo, buen ambiente de trabajo y todos y todas nos sentimos muy bien en clase.

Iré copiando los fragmentos más significativos de las cartas, dejando de lado las partes más íntimas y personales. Evidentemente, yo también he escrito una como ellos que también reproduciré aquí.

CARTA DE LA FELICIDAD

Me llamo Melanie y yo soy la primera en hacer esta carta, la carta es sobre la felicidad y yo brevemente explicaré con todas mis ganas qué es para mi la felicidad.
Cuando era pequeña recuerdo pocas cosas, era feliz. Lo único en que pensaba era en jugar, en divertirme y en hacer amigos.
Luego al cabo de los años las cosas cambian. Tu cuerpo se va haciendo más grande y sobretodo se cambia en el interior.Cuando llegué a quinto de primaria tuve que repetir porque las notas no eran lo suficiente buenas como para pasar con mis amigos a sexto de primaria, yo me sentía triste, sin ganas de estudiar, me negaba a todo. Gracias a mis padres y a mi hermana pude salir adelante y conforme pasaba el año cada vez sacaba mejores notas y mis padres se sentían orgullosos de mí. No me podía creer que yo pudiera sacar notas altas. Todo para mi fue nuevo: hacer nuevos amigos, ir a una clase con gente nueva...etc.
Gracias a eso conocí a mis intimas amigas las que siempre me apoyan y me dan muy buenos consejos. Ahora estoy a muerte con ellas porque siempre me han querido tal y como soy y no he tenido que cambiar en nada. Diana es una de mis íntimas amigas, ella es un poco rebelde pero tiene muy buen corazón y ¡qué decir de Cristina? me apoya en todo, es como mi hermana pequeña.
Gracias a esta carta he podido expresar lo que es para mi la felicidad que debo a las personas que me rodean.


 Yo soy feliz, porque me río mucho con mis amigos, me lo paso bien con ellos y siempre están allí para apoyarte en las cosas buenas y en las cosas malas.
Sin embargo hay muchas cosas que me hacen sentir mal.
Como por ejemplo que se metan conmigo porque siempre voy con niñas.
 Aunque parezca que no me afecta, en realidad sí que me afecta.
 Yo voy con niñas porque desde pequeño los niños no me han aceptado tal y como soy.
 Desde pequeño como no me gustaba el fútbol, porque al correr y hacer esfuerzos me ahogaba, porque tenía un problema de asma, pues siempre me iba con las niñas que jugaban a cosas más relajadas en las cuales no tenía que correr y yo me sentía mejor.
 Y como siempre estaba rodeado de  niñas pues se me ha insultado.
 Después de salir del colegio pensé que nada sería igual pero me equivoqué, y se han seguido metiendo conmigo e insultando. Yo no voy a cambiar mi forma de ser y me seguiré rodeando de niñas, y si lo que tienen es envidia pues que me la tengan, y si no pues mira que se le va hacer.

                                                Javi 2nA

La felicidad

Me llamo Marc, nací un 26 del marzo del año 1997, mis aedres me pusieron este nonbre porque coincide con la primera letra de mis apellidos. Nací en el hospital de la Maternidad al lado del Camp Nou. Mis primeros meses de vida transcurrieron como los de otro niño, pero a los 14 meses llegó un gran acontecimiento, la boda de mis padres, aunque me acuerdo muy poco, porque era muy pequeño.

A los 14 meses comencé a andar y me explicaron mis padres que un día me tropecé con una pelota de éstas que son pequeñas y botan mucho y fui a parar contra el marco de la Puerta y me tuvieron que llevar al hospital, ya que el chichón era considerable. Mientras mis padres estaban trabajando mi bisabuela venía a buscarme a casa de mi abuela y me llevaba al parque con el cubo y la pala, y así pasaba las mañanas con los otros niños de mi edad.

A los tres años comencé el colegio, los primeros quince días me los pasé llorando, ya que no soportaba la idea de pasar todo el dí a encerrado en el cole, pero después me acostumbré y al final me gustaba la idea de cada día pasar más tiempo con mis compañeros de clase y mi primera profesora.

A los cinco años mi madre me apuntó a jugar a fútbol, así podría practicar deporte y relacionarme con otro niños, y la verdad es que me gustó, ya que hoy día sigo practicando este deporte, empecé siendo defensa y ahora soy portero en el Infantil C de la U.E.Sant Ildefons.

Lo mejor de mi vida es cuando llegan las vacaciones, porque gracias a mis padres que cada año me llevan a un sitio diferente, conozco muchos sitios como Málaga, Toledo, Tarragona, Ciudad Real, Huesca, Menorca, y un largo etc... más de ciudades. Cuando viajamos nos alojamos en hoteles, otros años en càmpings, en casas rurales o en casa de familiares.

Cuando estaba en sexto curso me daba mucha pena dejar la escuela porque era para mí, mi segunda familia, con mis compañeros y mis profesores, pero la vida sigue y sabía que con muchos de ellos seguiría manteniendo una amistad.

El primer día de instituto, todo era nuevo para mi, pero era cuestión de acostumbrarse, al cabo de unos días me adapté muy bien a mis Nuevos compañeros y a mis profesores. La verdad es que el primer curso me costó un poco, pero con mucho esfuerzo me saqué todo el curso. Del primer curso lo que me ha gustado más han sido las salidas a la Molina a esquiar y el crédito de síntesi .
Este segundo año en el instituto de momento me va bien, porque ya tengo experiencia del año pasado.

Bien y aquí acabo la pequeña narración de mi vida, nada más decir que tengo una familia estupenda, que me llevo muy bien con mis padres, y que gracias a ellos he aprendido lo que es ser solidario y me han mostrado el camino para ser respetuoso con los demás.



Me siento nervioso al empezar este curso, aunque cada día que pasa noto que me voy adaptando mejor al instituto, mucho mejor que el año pasado.


Voy a intentar esforzarme más para poder pasar de curso y seguir con mis compañero, tengo ilusión de participar en una liga de fútbol que haremos en el instituto, espero que sea divertido.

Lo estoy pasando un poco mal por un problema que tengo en la mandíbula, me han puesto unos aparatos que molestan , intento aguantar con el fin de no operarme.


Gerard





LA FELICIDAD
Hola,soy Samantha.

Yo, como todos o casi todos sabéis soy francesa; dicen todos que es una gran suerte porque tengo ventaja para aprender el idioma. Pero ser de otro país es muy duro porque tengo la familia lejos y si la necesito para cualquier cosa no la puedo tener. Por ejemplo, vosotros la tenéis para vuestro cumpleaños, yo no, la tenéis para ir cualquier domingo a comer, yo no, eso es lo duro de ser de otro país.
Cada vez que voy a Francia me espera mi familia pero antes me esperaba una persona en especial: mi abuelo, para mí era el dios de la familia, mi ídolo, y hay una frase que me recuerda a él y a otros familiares...Dicen que:
"UNO NO SABE LO QUE TIENE HASTA QUE LO PIERDE"




La felicidad


Me llamo Karen y lo que me haría más feliz es aprobar todas las materias y para eso tengo que esforsarme mucho.

Yo tengo un carácter que cuando me enfado con mis amigos es más tranquilo que cuando me enfado o discuto con mi madre.

Antes no discutíamos tanto, mi madre y yo, pero ahora sí. Yo creo que es porque vamos cambiando a adultos, no sabemos ni lo que decimos. Como dice mucha gente que estamos en la edad del “pavo”.

Soy muy divertida con mis amigos y me lo paso muy bien, mayormente tengo amigos de otros países, y a mí me gusta mucho, porque hay palabras que significan lo mismo pero se pronuncian de otra manera.

Lo que más echo de menos de mi país son los amigos, la familia, la mascota etc.
karen




Queridos alumnos y alumnas;

Ahora me toca a mí, escribir la carta y explicar qué es para mí la felicidad.

Lo que yo entiendo por este concepto ha ido evolucionando a lo largo de mi vida, como supongo os ocurrirá a vosotros.

En primer lugar, para ser feliz hay que disfrutar de buena salud. Éste es un bien que todos tenemos en principio, pero que no valoramos cuando lo tenemos, sólo nos acordamos de ello cuando estamos enfermos o padecemos algún problema. Para ser feliz en cuanto a salud, hay que cuidarse y querer a nuestro cuerpo ya que sólo tenemos uno y es para toda la vida. Lo tenemos que alimentar de forma equilibrada, comiendo frutas y verduras, tenemos que hacer deporte y tenemos que querernos y aceptarnos a nosotros mismos. Pensad que si no nos queremos, no podemos querer a los demás.
Reconozco que no siempre me he querido como es debido, que cuando era adolescente como vosotras me encontraba llena de defectos. Pero con el tiempo he aprendido a aceptame y ahora me encanto.

En segundo lugar, para ser feliz hay que tener familia y amigos. Eso vosotros los sabéis ya que lo habéis comentado en vuestras cartas. Yo, como sabéis, estoy separada. Tengo dos hijas magníficas a las que quiero mucho. Elisa tiene 21 años y estudia farmacia. Le encanta salir con sus amigos. María tiene 16 años y le encanta el balonmano, es portera en la selección catalana de balonmano. Para mí, mis hijas son lo más importante en esta vida, y si ellas están bien, yo también. Después tengo a mi familia que vive en Francia, voy a menudo a verlos y estoy en contacto por messenger o por teléfono. Mis padres están un poco mayores y su salud es precaria. Tengo tres hermanos y una hermana. Con quien mejor me llevo es con mi hermana. Se llama Encarnación, pero como este nombre no se usa en Francia, la llamamos Canie. Cuando voy a verla siempre nos lo pasamos muy bien. Hablamos, reímos.

En tercer lugar para ser feliz tenemos que hacer actividades, ya sean laborales como de aprendizaje, con pasión. Hay que esforzarse para conseguir que las cosas nos salgan lo mejor posible. No nos podemos conformar y hay que ponerle pasión a lo que hacemos. Yo tengo la inmensa suerte de realizar un trabajo que me apasiona. Me encanta aprender con mis alumnos. Intento mejorar cada día. Mi forma de hacer mi trabajo ha ido variando a lo largo de mi vida profesional que ha sido larga y variada. He estado con niños y niñas de preescolar, en la escuela primaria y ahora estoy con vosotros. En estos momentos estoy en un proceso de replantearme cómo hago las cosas en clase. Tengo unos cuantos objetivos en mente, aunque no siempre me salen como quisiera. Quiero que mis alumnos sean críticos, que expresen sus opiniones sin miedo. Quiero que mis alumnos quieran aprender y mejorar lo que saben, que estén motivados y no intenten eludir las clases. Quiero compartir el tiempo de clase con mis alumnos, no quiero hablar yo toda la hora, y ya veis que eso me cuesta mucho. Quiero que habléis vosotros, que os ocupéis de explicar los temas, que trabajéis en clase y fuera de ella. Quiero que vengáis felices a clase, que se os pase la hora en un suspiro y que tengáis unas ganas tremendas de aprender cosas nuevas.

En resumen, estar en buena salud, tener relaciones con personas queridas y hacer tu trabajo con pasión, en eso consiste para mí la felicidad.

Un beso para todas y para todos.

Sra García


La segunda carta va a tratar sobre el aprendizaje y ellos (cuándo, cómo, con quién aprenden). A ver qué me cuentan. Me consta que están dándole vueltas al tema.